warm-audio-logo150

Eduardo Fernández es un pianista excepcional. De los que hay que cuidar. Con tan solo 35 años ha tocado en las salas más prestigiosas de más de 20 países y ha despertado la atención de la crítica especializada de todo el mundo, que lo sitúa entre los mejores intérpretes de su generación a nivel internacional.

Fernández es el último Premio Ojo Crítico de clásica de Radio Nacional. Un galardón cuyo objetivo es apoyar a los jóvenes talentos en distintas disciplinas artísticas.

Lo del estigma de la llamada “música clásica” contra el que muchos llevamos una vida luchando ya daría para otro artículo. Por un lado nos encontramos con la dificultad para acceder a esta música con normalidad y sin elitismos de postín; los desastres que han provocado los recortes que han arrasado orquestas sin piedad; y el calvario por el que tienen que pasar los compositores contemporáneos de música orquestal que no están subyugados a la dictadura del cine.

Sin entrar en el tema en profundidad y sin zafarnos tampoco de nuestra responsabilidad os traemos aquí la primera Furious Session en la que la protagonista es la “música clásica”.

warm-audio-logo150

Eduardo Fernández es un pianista excepcional. De los que hay que cuidar. Con tan solo 35 años ha tocado en las salas más prestigiosas de más de 20 países y ha despertado la atención de la crítica especializada de todo el mundo, que lo sitúa entre los mejores intérpretes de su generación a nivel internacional.

Fernández es el último Premio Ojo Crítico de clásica de Radio Nacional. Un galardón cuyo objetivo es apoyar a los jóvenes talentos en distintas disciplinas artísticas.

Lo del estigma de la llamada “música clásica” contra el que muchos llevamos una vida luchando ya daría para otro artículo. Por un lado nos encontramos con la dificultad para acceder a esta música con normalidad y sin elitismos de postín; los desastres que han provocado los recortes que han arrasado orquestas sin piedad; y el calvario por el que tienen que pasar los compositores contemporáneos de música orquestal que no están subyugados a la dictadura del cine.

Sin entrar en el tema en profundidad y sin zafarnos tampoco de nuestra responsabilidad os traemos aquí la primera Furious Session en la que la protagonista es la “música clásica”.

warm-audio-logo150

Eduardo Fernández es un pianista excepcional. De los que hay que cuidar. Con tan solo 35 años ha tocado en las salas más prestigiosas de más de 20 países y ha despertado la atención de la crítica especializada de todo el mundo, que lo sitúa entre los mejores intérpretes de su generación a nivel internacional.

Fernández es el último Premio Ojo Crítico de clásica de Radio Nacional. Un galardón cuyo objetivo es apoyar a los jóvenes talentos en distintas disciplinas artísticas.

Lo del estigma de la llamada “música clásica” contra el que muchos llevamos una vida luchando ya daría para otro artículo. Por un lado nos encontramos con la dificultad para acceder a esta música con normalidad y sin elitismos de postín; los desastres que han provocado los recortes que han arrasado orquestas sin piedad; y el calvario por el que tienen que pasar los compositores contemporáneos de música orquestal que no están subyugados a la dictadura del cine.

Sin entrar en el tema en profundidad y sin zafarnos tampoco de nuestra responsabilidad os traemos aquí la primera Furious Session en la que la protagonista es la “música clásica”.